BUSCAR

Qué hacer cuando no se puede correr

Qué hacer cuando no se puede correr

Me sonaba lógico que llegara un momento en el que de plano moverme representara una odisea épica. Así que pasaron los meses y la lógica hizo lo suyo y ahora abrocharme los zapatos, hacerle cariñitos en la panza a Fatiga o subirme al carro, parecen un desafío que se complica cada día, y sí, no tener necesidad de poner a cargar mi gps me pone ansiosa, pero no pasa nada, camino y hago pilates (o al menos intento) y todo va fluyendo, unos días rápido y otros tantito menos.

Así que me dispuse a terminar todo lo pendiente, a canalizar mis energías en lo que generalmente soy más desidiosa y en aprovechar el tiempo antes de que mis noches de agrura y sofoco se conviertan en noches de llantos y amamantamiento.

Estoy por terminar un diplomado en nutrición deportiva, no les puedo decir certeramente si me encantó o no, puede ser que lo encuentre un poco “retro” en la información, o tal vez un poco “plantilla”, quiero decir que el contenido se enfoca en UNA forma alimenticia igual para todos los deportistas, cosa que me parece que no puede funcionar. Cada sistema digestivo es un mundo, eso es lo que yo creo. Sin embargo, no quiere decir que no esté aprendiendo nada, es más, me ha resultado increíble el contenido puesto que está muy enfocado también en la bioquímica tanto del cuerpo como de los alimentos y del ejercicio  (y claro, me puso a parir chayotes porque ya saben que yo estuve en humanidades jajaja).

También quiero contar otras cosas que me inundan de alegría, porque que en los temas de cubrir las experiencias dictadas por los refranes (corre un maratón, planta un árbol, ten un hijo y escribe un libro), voy de gane y espero poder poner muy pronto una palomita a todos los puntos. Estoy escribiendo mi primer libro sobre correr y si la vida y la procrastinación me lo permiten, quisiera alcanzar a publicarlo este mismo año; ha sido una tarea complicada el proceso de escribir en un formato diferente al que yo estoy acostumbrada, sin embargo, es mi sueño de toda la vida y soy feliz de por fin haber encontrado el apoyo suficiente para llevarlo a cabo. Ya lo verán en su momento y me dirán su opinión.

En fin, este post sólo era para volver un poquito a mi blog, porque también a él lo necesito y lo había dejado muy abandonado con esto del embarazo. Y sí, esta entrada no aporta mucho al tema deportivo, sin embargo para eso son los blogs, para contar las experiencias personales cuando uno tiene muchas ganas de hacerlo y hoy, aunque era poco lo que había que contar, tenía muchas ganas.

¡Nos leemos!

Alín

 

Comenta

Comentarios

También Puede Gustarte