BUSCAR

Corriendo como Phoebe

Corriendo como Phoebe

giphy

Siempre me ha dado muchísima risa el capítulo de Friends donde Rachel invita a correr a Phoebe y luego de verla una vez, le saca la vuelta a repetir la cita porque Phoebe corre como si se le hubieran subido las hormigas mantequeras.

En los años que llevo corriendo me ha tocado ver gente que, a mi parecer, tiene una forma de correr poco ortodoxa (manera elegante de enunciarlo), tal vez me causa algo de gracia porque no es la manera en que corro yo (eso creo, pero nunca me he visto 😉  ) e incluso llego a pensar que tal vez tengan alguna incomodidad con su ropa en ese momento o que algo les va doliendo o rozando y por eso hacen tanto movimiento tan extraño.

Correr es un movimiento muy personal y distintivo, tal cual lo es el caminar , yo, por ejemplo, camino igualito a mi papá y a mi hermana: hombro caído, espalda nada derecha y sin dar mucha brazada… , cuando corro la cosa se torna diferente, adopto otra postura, pero igual sigue siendo un gesto muy personal.

El gesto que menciono es algo totalmente inconsciente, cíclico y repetitivo, es decir, no tenemos que preocuparnos por pensar en poner un pie delante de otro y mover los brazos alternando con la pierna opuesta, una vez damos el primer paso todo lo demás ocurre como por obra del destino, podemos ir variando el ritmo o la dirección hacia donde vamos, pero nuestro movimiento nunca es premeditado ni concienzudo.

Yo soy de las que creo que debemos mantenernos fieles a nuestra biomecánica, es decir, si así es como nuestro cuerpo corre, si de esta manera están programados los músculos y articulaciones (ellos se han adaptado al gesto que realizamos) pues dejémoslo correr así 😀 sin embargo, para quienes han notado que su rendimiento no es el óptimo o se han lesionado precisamente por esto y de acuerdo a los tests o evaluaciones de carrera que hayan podido hacerse con un profesional del tema, determinan que su técnica de carrera es lo que hay que cambiar, pues tampoco es imposible, lo cierto es que hay que hacer un montón de ajustes.

Primero que nada, ahora tendrán que ser 100% conscientes de cada paso que darán, lo cual es bastante difícil, seguramente los primeros 5 minutos de carrera estarán bien bien concentrados en dar el paso o mover los brazos de tal o cual forma pero eventualmente se les olvidará y es posible que para el km 3 ya estén corriendo igual que antes, es normal, tomará bastante tiempo antes de que puedan cambiar su técnica y correr con esta novedad de manera inconsciente y natural.

Nuestros músculos, articulaciones y huesos tienen que adaptarse a la nueva manera de movernos, tenemos que «borrar el chip» y re-enseñarle a nuestras extremidades una nueva motricidad, ésto es un trabajo no sólo de estos tres elementos que les menciono, sino de nuestro sistema nervioso, quien es, a final de cuentas, el canal de comunicación que envía las órdenes para realizar cualquier movimiento.

Otro de los factores para recalcar, si es que estamos decididos a cambiar nuestra técnica de carrera, es la paciencia; como ya les decía, tomará tiempo que nuestro cuerpo pueda correr con la nueva técnica de una manera inconsciente, pero sobre todo hay que tomar en cuenta la incomodidad que esto supondrá, ya que al principio es casi seguro que una corrida cualquiera de 5k, nos haga despertar adoloridos, ya que estaremos moviendo músculos, huesos y articulaciones que antes no se movían de esa manera, además es probable que (irónicamente), en lugar de mejorar nuestra eficiencia de carrera, ésta se vea muy afectada, cansándonos muy pronto o corriendo muy lento, pero hay que tener calma, todo esto es parte de la adaptación y eventualmente pasará y nos dejará con los resultados que andábamos buscando.

Lo que yo recomiendo para hacer esta transición mucho menos dolorosa y efectiva, es claramente estar asesorado por un experto, ya que implica cambios importantes en todos los niveles del organismo, tendremos que hacerle una «remodelación» a nuestras estructuras, así que llevará tiempo y dedicación, además hay que acompañar con ejercicios diseñados específicamente para la modificación que nos interesa y por supuesto, llevarlo con mesura para evitar todo tipo de lesiones.

Finalmente quiero hacer mención de algo que me parece importante, hay que valorar y evaluar si realmente merece la pena cambiar la manera en que corremos (cuando no nos está produciendo lesiones ni perjudicando en general) , cuál es nuestro perfil de corredor, es decir, si eres un corredor recreativo, con 10 ó 20 años corriendo sin producirte lesiones por tu manera de correr y el cambio de técnica sugiere que podrías mejorar tus tiempos en 30 segundos el kilómetro… creo que no habrá que darle tanta importancia y podemos seguir felices corriendo como Phoebe, tal cual dice ella, » que no te dé pena que la gente se te quede viendo, al final es sólo un segundo y ¡después ya desapareciste! « 😀 😀 😀 . El chiste es ser felices, creo yo.

¡Nos leemos!

Alín <3

Comenta

Comentarios

También Puede Gustarte

3 Comentarios

  • Daniela Castellanos marzo 31, 2015 1:15 am

    hola!! Un de los pretextos que tengo para no correr, es que no se correr y que corri igual que Phoebe, y por eso me canso mucho. Me parece interesante tu articulo de pues así es como nos movemos y punto. Pero podrías darme algunos consejos para empezar a correr, además de ponerme tenis y un poquito de voluntad??

    • alin osuna marzo 31, 2015 8:56 am

      Daniela! Déjame decirte que no te preocupes, todos sabemos correr, aunque digas que tu no, simplemente tu biomecánica es distinta y tal vez tu corrida luce más como la de Phoebe que como la de Rachel 🙂 El cansancio que sentías al hacerlo tal vez fue el cansancio propio de correr cierta distancia, ten en cuenta que cuando empezamos a correr nos cansamos muy pronto y la resistencia a ese cansancio la generamos con los días, los meses y los años, así que es probable que eso fuera normal. Lo que yo te recomiendo es que corras y corras, mientras tu forma de mover tus extremidades no te produzca lesiones, entonces no hay nada malo, si así lo hiciera entonces hay que ir con un entrenador de carrera (que es un especialista en esto) para que evalúe tu forma y te proponga una nueva técnica, porque también de éstas hay muchas.

      Puedes hacer entrenamiento funcional que ahora está muy de moda y en cualquier gimnasio, parque o incluso en internet, te encuentras mil rutinas, este entrenamiento sirve para desempeñarnos mejor en nuestras actividades diarias, darle fluidez a nuestros movimientos y proporcionarnos las herramientas fisiológicas necesarias para desarrollar tal o cual actividad. Incluso aunque no tuvieras esta inquietud, el entrenamiento funcional lo deberíamos hacer todos porque nos hace mucho más eficientes en la vida.

      Cambiar la manera de correr implica cambiar la estructura interna de articulaciones y músculos, que es relativamente el cambio más rápido porque son tejidos blandos, así que con algunos meses es suficiente, pero también hay que transformar la estructura interna ósea, que puede tardar ¡hasta un año! porque aunque flexibles, los huesos son estructuras rígidas, así que si lo único malo (o que consideramos malo) es lo estético, yo creo que no siempre es necesario someter al cuerpo a tal cosa.

      Daniela, para que corras sólo necesitas tus tenis, como bien dices, un poquito de voluntad y en este caso perder la pena (yo conozco a mucha gente que me ha dicho que no corre porque le da mucha pena su manera de moverse o que corren pero a las 5:30 porque no les gusta que los vean los demás), a veces es este factor «pena» el que nos detiene de hacer muchas cosas, como que pensamos que todos son unos expertos en el tema y nos juzgarán cuando vamos corriendo, si te imaginaras la cantidad de gente que siente lo mismo que tú ya andarías por las calles dándole vuelo a la hilacha, tal cual Phoebe, que se la pasaba bomba porque corría como una loca 😀 😀

      ¡Te mando muchos abrazos! <3 <3
      Alín

  • korridorimerino marzo 31, 2015 5:34 pm

    Muy cierto lo que dices, cuesta mucho trabajo pero cuando se logra wow eres más eficiente en la corrida, parece muy sencillo correr, pero sin duda es lo más complicado y técnico que existe.

Comments are closed.